Radius: Off
Radius:
km Set radius for geolocation
Buscar

El Perdón y sus Beneficios

El Perdón y sus Beneficios

Perdonar es una decisión consciente de dejar de lado los sentimientos de ira o resentimiento que siente hacia una persona que ha cometido un error. A menudo puede ayudar a quien ha sido maltratado a liberar cualquier sentimiento negativo y lograr una sensación de paz. Una persona que tiene dificultades para perdonar a otros puede querer explorar los beneficios del perdón en la terapia y, como resultado, ser capaz de perdonar más fácilmente.

¿QUÉ ES EL PERDÓN?

Aunque el término “perdón” puede traer a la mente conceptos religiosos, el perdón no tiene que ver con la religión. Perdonar tampoco significa que uno haya olvidado o excusado una ofensa. Más bien, significa reconocerlo y tomar una decisión consciente para dejar de lado el dolor que ha causado. Cuando se perdona a alguien, no es necesario reconciliarse con el agresor. Los conceptos erróneos de perdón pueden ser perjudiciales, especialmente en el caso de una relación enfermiza o violenta. Algunos pueden inclinarse a pensar que la reconciliación ocurre junto con el perdón, pero esto no siempre es cierto. Por ejemplo, uno puede ser capaz de perdonar a un miembro de la familia que ha dicho o hecho cosas dolorosas, pero puede ser perjudicial, tanto mental como físicamente, mantener una conexión con ese miembro de la familia.

Es posible perdonar a alguien sin minimizar o negar la ofensa. El perdón también puede llevar tiempo, especialmente si la ofensa fue grave. Cuando alguien causa un daño significativo, ya sea deliberada o accidentalmente, el verdadero perdón puede ser un desafío. La manera en que una persona puede perdonar depende en parte de la definición de perdón de esa persona. El desarrollo de la empatía a menudo puede llevar al perdón. Para muchos, el perdón es simplemente el hecho de pasar de un lado a otro y no guardar rencor. Para otros, el proceso de perdonar a alguien requiere reparar la relación. Si bien muchas personas sienten que la reconciliación es un paso en el proceso de perdón, en general pueden verse los dos procesos como separados.

El perdón a menudo es necesario en el caso de una ofensa percibida contra uno mismo, amigos cercanos o familiares, cuando una persona dice cosas hirientes debido a diferencias éticas o morales, o como resultado de la estigmatización o el desprecio por la identidad o creencias de la persona.

Algunas personas pueden perdonar a otros por:

  • Comprender por qué la otra persona hizo el mal, a menudo hablando sobre el tema.
  • Empatizando con la posición de la otra persona.
  • Evitar enfocarse en la ira o la tristeza dirigida hacia la persona que hizo el mal.
  • Reflexionando sobre las ocasiones en que lastimas a otra persona y tratando el perdón a otra persona como el perdón a uno mismo.
  • Decirle a la otra persona que están perdonados.
  • A partir de enseñanzas espirituales, culturales y / o religiosas.
  • Reflexionando sobre las consecuencias negativas de guardar rencor.

EL PERDÓN A UNO MISMO

El perdón no necesariamente involucra a otros. A lo largo de la vida, puede ser necesario perdonarse a sí mismo por un acto de maldad, ya sea real o percibido. Algunas personas que tomaron decisiones de las que más tarde se arrepintieron pueden tener dificultades para perdonarse a sí mismas por tomar esas decisiones. Las personas también tienden a someterse a niveles más altos de responsabilidad que a otras personas y, como resultado, pueden tener más dificultades para perdonarse a sí mismas de lo que lo harían con otra persona que cometió una ofensa similar en su contra.

La investigación muestra que aquellos que se perdonan fácilmente después de cometer errores pueden experimentar una reducción en la empatía y pueden estar menos dispuestos a compensar a la otra parte. El perdón a uno mismo puede ser más efectivo y beneficioso cuando incluye una reflexión cuidadosa sobre el error, la admisión del error, la empatía por la otra parte y algún tipo de reparación por la ofensa.

Debido a que mantener sentimientos de ira u otras emociones negativas, incluso aquellas dirigidas hacia uno mismo, puede llevar a una disminución en el bienestar emocional, mental y físico, perdonarse a sí mismo es importante. Sin embargo, puede llevar tiempo. Cuando uno tiene dificultades para perdonarse a sí mismo, pueden surgir problemas como la ansiedad, la depresión y el estrés, y estas condiciones pueden causar síntomas físicos como presión arterial alta, dolor y fatiga o causar autolesiones. Las personas que mantienen rencor contra sí mismas también pueden ser más propensas a involucrarse en comportamientos riesgosos como el abuso de sustancias y alcohol.

BENEFICIOS DEL PERDÓN

El perdón generalmente beneficia más al que perdona que a la persona perdonada; aquellos que pueden perdonar a alguien que les hizo daño pueden experimentar resultados significativos al hacerlo. Los estudios demuestran que la incapacidad o la falta de voluntad para perdonar pueden tener un impacto negativo en la salud mental y el bienestar, ya que a menudo contribuyen a afecciones como la depresión y la ansiedad. Los beneficios personales del perdón pueden ser grandes: estos pueden incluir mayor felicidad, mejor salud y relaciones más sólidas.

Las personas que perdonan más a los demás han demostrado ser más felices y menos propensas a experimentar los efectos negativos del estrés para la salud. A menudo son capaces de resolver conflictos con mayor facilidad, reparar relaciones dañadas con amigos o compañeros y pueden experimentar niveles más altos de empatía y sentimientos más positivos hacia las personas en general. También pueden ser más resistentes a la enfermedad que aquellos que tienen rencor, ya que los estudios muestran que las personas que tienen rencor pueden tener más probabilidades de tener un sistema inmunológico comprometido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con